Filosofans

Una ventana al pensamiento crítico

Sergi Pàmies: la memòria

Posted By on septiembre 24, 2020 in Nuestros Filósofos | 9 comments

Sergi Pàmies: la memòria

Foto: Albert Salamé

Sergi Pàmies es un auténtico referente literario y humano. Escritor y articulista, su fina ironía y magistral dominio de las palabras despiertan en mi la más colosal (sana) envidia. Leerle o escucharle democratiza la felicidad, puesto que es de aquellos placeres que está al alcance de todos.

Pero más allá de sus palabras, por las cuales ha sido premiado en multitud de ocasiones, de Sergi me fascina su particular historia personal, una biografía gracias a la cual ha cobrado para mi una nueva y excelsa dimensión la palabra “memoria”. Gràcies Sergi.

Mia Men

Probablement la memòria dels pares i dels avis no interessa als joves perquè els hem convertit en el centre de les nostres vides. No sé si és bo o és dolent però ni els meus pares ni els meus avis van anteposar les vides dels fills a les pròpies. Vull dir que les van incorporar com una mena de companyia de comediants que havia d’entendre les jerarquies heretades. Quan l’avenç de la igualtat de la dona deixa oberta la possibilitat de compartir responsabilitats familiars i professionals, s’instaura una mena de moviment de pèndol dels que vam tenir “pares absents” o “pares eternament ocupats” i convertim els fills en una mena d’obsessió permanent, sempre sobreprotegida i tractada amb unes deferències que, vistes amb perspectives, són profundament castradores i contra naturals. En donar-los tanta importància, els neguem els referents que haurien de tenir i la vida que els ha tocat viure, sumada a una instauració totalitària de les tecnologies que els ha anul·lat la possibilitat de construir-se un criteri, fan la resta. Conclusió: no és que no els interessin les històries i les vides familiars dels pares i dels avis. És que no els interessa res que no provingui del seu grup d’amics i dels cercles concèntrics que se’n deriven. I, a més a més, és probable que tot això que et dic s’hagi de sotmetre a la prova de l’error de generalitzar, fins i tot quan diem que no es pot generalitzar.

Sergi Pàmies

9 Comments

  1. Hellen 25 septiembre, 2020

    Jo opino el mateix, trobo que els fills a la nostra edat (adolescencia) no ens interessa la vida dels nostres pares, pero trobo que encara sabem menys coses de les vides dels nostres avis.
    Molt poca gent sap quina carrera van fer els seus avis i no entenc el perque.

  2. MNavarrooo 25 septiembre, 2020

    Mi opinión personal sobre el texto es bastante simple, opino que claro que es importante aprender la historia y darle importancia a los padres y ancianos ya que es la forma de que no se pierdan ni viejas anécdotas, ni tradiciones, ni la historia en general ya que es la forma de entender mejor el presente y no cometer los errores ya cometidos en el pasado.
    Tendríamos que darle mas importancia a los adultos para aprender mas ya no solo sobre
    ellos si no que eso nos ayudara a entendernos mejor a nosotros mismos.

  3. Bertigoña Amarancia Catalina 25 septiembre, 2020

    Realment a tots els nens no ens interesa les “batalletes” dels seus avis o l’infancia del seus pares?, crec que moltes series o pelicules que surten avis i adolecents, sempre es el nen/nena que no l’interessa el que explica els seus avis, pero realment es aixi? Com a nena adolecent que soc sempre m’intereso per el que m’expliquen els meus pares o els meu avis, crec que les pelicules o les series en han donat una mala imatge als nens d’avui en dia diguent que tots som iguals, i que tots fem el mateix.

  4. wena 25 septiembre, 2020

    Jo crec que en veritat té part de raó, si ho mires desde el punt de vista dels adolescents, és l’edat d’estar més amb els amics i tenir més privacitat que de petit ja que estas en una època que no et ve de gust res més , però si ho mires desde el dels pares, es senten més sols i distant del seu fill/a i no s’enteren gaire de la vida seva.

  5. antonio 25 septiembre, 2020

    Yo creo que la opinión y los comentarios/advertencias de los padres tienen que ser escuchadas por nosotros, ya que ellos tienen mucha experiencia, pero también tienes que contrastar tus propias ideas con las de ellos, que sean tus padres no tiene que significar que no se equivoquen por lo que en general, mi opinión, es que deberíamos escuchar a la gente mayor sobre todo nuestra familia o la que que quiere ayudarnos de verdad pero siempre debemos pensar por nosotros mismos y contrastar todas las opiniones.

  6. angela 25 septiembre, 2020

    Yo creo que es bastante cierto lo que explica Sergi Pàmies en el texto, aunque no es en todos los casos, el setenta porciento de adolescentes solo ven ir a pasárselo bien con sus amigos y dejan a su familia de lado, mientras que el resto, combinan las dos cosas, se lo pasan bien pero también se preocupan por su familia y su estabilidad.

  7. Bob Esponja 25 septiembre, 2020

    Los padres deben dar a sus hijos la libertad apropiada, pero a veces temen que sus hijos hayan cometido errores que no deberían haber cometido o que cometieron cuando eran pequeños.

  8. Hermenejildo 25 septiembre, 2020

    yo creo que los padres abuelos deberían inculcarnos a los hijos / nietos la historia que vivieron ellos o sus antepasados ya que sino a medida del tiempo lo iremos perdiendo todo.
    hoy en dia con tanta tecnología se nos olvida las cosas del pasado

  9. Ana 4 octubre, 2020

    Sergi Pàmies alude, a mi parecer, a una consecuencia bien real de la evolución que ha sufrido la actitud de los progenitores hacia los hijos. Ve mucho más adecuado y rentable -educativamente hablando- aquel proceder de “padres y abuelos que no antepusieron las vidas de sus hijos a las propias”, de aquellos “padres ausentes” y “eternamente ocupados”, y la compara con la mirada obsesiva que vemos a menudo en la paternidad actual. Muchos progenitores niegan prácticamente sus propias vidas, sin otra motivación que la de estar pendientes de los hijos, de cada movimiento, de cada pequeña o gran dificultad, usurpándoles la posibilidad de afrontarla por sí mismos. Podemos comprender los efectos de este estilo de parentalidad comparándolo con un deporte de invierno olímpico, llamado curlin. Los padres a menudo se entregan incansables a la tarea de alisar el camino de sus hijos, como hacen los jugadores de esta disciplina, al barrer enérgicamente la superficie del corredor de hielo para facilitar el avance o variar la dirección de la piedra de granito, que representa la pasividad que va creciendo en el joven, el aminoramiento de sus capacidades y el desajuste entre autoestima y autoimagen, al conseguir sus metas sin comprender el recorrido que atravesaron para alcanzarlas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *